¿Le gustaría disfrutar de esta vista?
¿Te gustaría disfrutar de estas vistas?

Las Torres de Martelo (Castillo de Vimianzo)

 

Origen: se pretende del S. XIII. Fortaleza emblemática de los Moscoso-Altamira. A sus históricas vicisitudes, cabe añadir ahora una fallida y arbitraria reconstrucción que, sin embargo, obtiene un indudable éxito entre los turistas, en lo que no deja de ser una ridícula y artificiosa representación con pretensiones comerciales, a través de una promoción de las artesanías locales (lino, alfarería, cantería, etc.) en una, también supuesta, actividad castelar. Eso sí, alberga un interesante museo con una buena colección de trajes tradicionales.

Su historia recoge y resume las características típicas y tópicas del medioevo: enfrentamientos feudales entre la nobleza y la poderosa Iglesia local: Pedro Madruga encerró en sus muros, hasta obtener un cuantioso rescate, al Obispo de Tuy, D. Diego de Muros; lo propio ocurrió hacia 1464 con el Arzobispo de Santiago, Alonso de Fonseca II, que dicen permaneció dos años en una jaula por orden de Bernal Yáñez de Moscoso.

La revuelta popular de los Irmandiños obtuvo uno de sus éxitos en el asalto a la fortaleza, que decidieron derribar como símbolo, viéndose después obligados a su reconstrucción por el ya citado Fonseca II, que lo recuperó hasta que, de nuevo, es recuperado por Lope Sánchez Moscoso (Conde de Altamira) en 1472, residiendo desde entonces en la fortaleza la Audiencia o Jurisdicción Señorial de Vimianzo.

En el S. XVI, la casa de Altamira se traslada a la Corte, abandonando a apoderados suyos el control, tanto de sus tierras como de la administración señorial de la Justicia, aunque sin renunciar, según parece, al control directo de una supuesta defensa de sus costas tras la que algunos autores sospechan el ejercicio de peculiares actividades muy vinculadas, incluso mediante la colaboración secreta con algunos nobles ingleses, con algunos trágicos naufragios.

Suprimidas en 1833 las Jurisdicciones Señoriales, los de Altamira venden a los Martelo el Castillo (y, también, la Casa do Arco, en Laje). Actualmente, pertenece a la Diputación de La Coruña.

 

(IR a la Página Principal)